fbpx

” ¡TU VERSIÓN más

CHINGONA te necesita!

Más allá de ser madre y esposa, estás tú, deseando sentirte viva para ti.

¿Bajas de peso? ¡Sí! ¡Pero no te detienes ahí, jamás! Aprende a priorizarte conectando con tu esencia, viéndote con otros ojos y creando una nueva y satisfactoria forma de manifestar la vida que quieres.

Vive esta fusión PODEROSA entre alimentación conciente, un sistema de creencias renovado y el reencuentro con tu amor propio.

¡Crea tu versión ImparableMente Chingona!

 

Video de 7 minutos

Cuando te dejas para el final:

Un círculo vicioso de sacrificios

1. La familia primero, tú después: Dedicar tiempo a tu salud y bienestar se convierte en un desafío cuando priorizas las necesidades de tu familia por encima de las tuyas. Te sientes obligada a cubrir primero sus demandas, dejando de lado tu propio cuidado.

2. La trampa del tiempo: Te convences de que no tienes tiempo para ti misma. Entre las responsabilidades como madre y esposa, te sientes absorbida y sin espacio para iniciar un cambio en tus hábitos alimenticios o de ejercicio.

3. Un historial de intentos fallidos: Las dietas restrictivas y las soluciones rápidas te han llevado a un ciclo de rebotes y frustración. Has invertido en nutricionistas, pastillas e incluso procedimientos, sin encontrar resultados duraderos.

4. La desilusión y la pérdida de esperanza: Te sientes desanimada, enojada y hasta deprimida por la constante lucha contra el sobrepeso. Has perdido la confianza en ti misma y en la posibilidad de alcanzar tu peso ideal.

¿Te reconoces en estas situaciones?

Cuando te priorizas:

Una vida radiante y empoderada

1. Empiezas el día dedicándote a ti, con energía y entusiasmo: Te levantas temprano, para dedicarte un tiempo especial llenándote de vitalidad, dándote el impulso para afrontar el día con una actitud positiva y proactiva.

2. Cultivas una profunda autoconciencia: Escuchas a tu cuerpo y a tus pensamientos con atención, creas un diálogo interno constructivo. Cultivas una relación sana contigo misma, basada en la aceptación, la bondad y el amor propio.

3. Alimentas tu cuerpo y tu mente con consciencia y equilibrio: Ya te reconciliaste con la comida, disfrutas comer lo que te gusta y lo haces con conciencia. Reconoces que tu salud física y mental está estrechamente relacionada con lo que comes, como te hablas y como te tratas.

4. Eres la heroína de tu historia y tomas el control de tu vida: Has descubierto las causas profundas de tu sobrepeso y porque te dejaste para el final. Has eliminado los patrones que te impedían alcanzar tu máximo potencial. Has construido un sistema de creencias empoderador que la impulsa a alcanzar tus metas. Aprendes a decir “no” sin culpa ni remordimientos, poniendo límites claros y asertivos. Manifiestas lo que deseas y mereces. Te ves al espejo y ves a una mujer radiante, segura de tí misma e imparableMente Chingona.

Si REALMENTE las dietas funcionaran, no estarías aquí leyendo, con unas ganas inmensas de transformarte de una buena vez y quedarte a vivir en tu versión CHINGONA RELOADED, para siempre.

Priorizarte no es un acto egoísta, es un acto de amor propio! La magia está en ti, la verdadera transformación la creas TÚ. El Método Ponte Chingona tiene las herramientas justas, el mapa específico del camino y la pasión de personalizar tu proceso y  acompañarte de principio a fin.  Tu tienes el poder de crear la vida de tus sueños, aprenderás paso a paso de como encontrarlo y utilizarlo a favor.

Eres una Chingona, capaz de mucho más que solo enfocarte en una talla o un número en la báscula. Viajar en este proceso con consciencia, conocimiento y motivación, viendo cómo tu vida se transforma de manera rotundamente poderosa. Uff! Ese es El Happy Ending que quieres repetir y repetir y repetir.

Ponte Chingona y crea la vida que deseas.

Platiquemos en el cafecito virtual, ¡yo invito!

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacío